Marina La Grasta y Ani Castoldi de Ibiza Pareo conversaron con Moviendo Cultura días antes de la presentación del disco en Royce en La Plata. Además, hablaron de su participación en el disco homenaje a Virus, el concepto detrás de su tercer disco, sus sensaciones en la transición a la pospandemia y lo que viene. Un remedio a la pandemia y la crisis de amor con baile y electropop hipnótico “Decidimos producir nosotras mismas Crisis de Amor durante la pandemia”, contaron.




Participaron con una versión de Encuentro en el Río Musical para la segunda parte del compilado homenaje a Virus ¿Qué se sintió participar de este proyecto?

Mari: Muy emocionadas, somos muy fan de Virus. Además, ese tema en particular sentimos que es muy acorde a nosotras, a lo que hacemos.

Ani: De las bandas históricas del rock nacional Virus es a la que más cerca nos sentimos, porque son una onda muy fiestera, pop con baterías electrónicas, sentimos una conexión con esas cosas. Tienen un montón de temazos pero este es muy bailable, un montón de momentos instrumentales que nos gustan mucho, la letra también nos parece espectacular. 

También hay una linealidad entre lo que hizo Virus en su época y lo que hacen ustedes hoy

Ani: Puede ser si. Hay una identificación desde lo que es el baile,la revindicación del placer, algunas críticas a las cosas que pasan en la sociedad desde la ironía y el humor. Sin dudas son una inspiración. 

¿Cómo fue la realización del videoclip?

Mari: Lo produjimos nosotras, junto les chiques de eX producciones, que nos ayudaron a realizarlo. Quedó bastante lindo me parece a mi.



Ani: Es una cita al video original de Virus, la idea era que estemos nosotras tocando el tema medio en un no lugar con el parlante, la luz azul, el humo.



Vienen de tocar mucho en festivales y giras; y ahora en una misma semana se lanza este videoclip, presentan el disco el viernes 17 ¿Cómo se sienten estos días y cómo están viviendo la previa a esa presentación?    



M: Estamos nerviosas, venimos con unas semanas de hacer mil cosas: ensayos, entrevistas, etc. Vamos a tocar con invitadas durante todo el show, pero también agregamos coros a canciones nuevas, a canciones viejas, guitarras, muchos arreglos nuevos y una nueva formación. Va a ser un fiestón, que esté Victoria (Jauregui) que es local, Ani Comunrrumanians en su veta de DJ y Violeta Alegre que es DJ invertida y se viene de zona norte de CABA. Nosotras vamos a tocar pero sigue la fiesta después, va a ser como una noche larga llena de baile y emociones. 




A: Siempre las presentaciones son shows especiales, en cualquier show obviamente tocas los temas, pero tocar el disco entero por primera vez de una forma. En general en las presentaciones tocamos el disco medio como es al menos al principio. Ahora que estamos viviendo acá en La Plata, hacer la presentación en la ciudad nos tiene entusiasmadas y emocionadas. Son un montón de cosas juntas. 



Justamente deciden hacer la presentación en La Plata, que es donde están viviendo ahora y es una ciudad que culturalmente está atravesando un momento interesante con la electrónica 

A: Si, pese a que en marzo lo presentamos en CABA y después estuvimos en Rosario, ahora hacerla acá con esta movida que estamos organizando era algo que queríamos. 

M: Si, nos gusta la idea de hacer una presentación formal y oficial con el orden del disco, es una ciudad que nos encanta y en la que estamos acá. De gira lo vamos a llevar al disco, pero no va a ser literal la presentación en el órden en que están los temas en el disco.

Están transitando su segundo año viviendo en La Plata ¿Influyó en algo la movida cultural en esa decisión?

M: Veníamos desde hace mucho a fiestas, a shows y porque tenemos muchas amigas y amigues; a mi en particular me encantó la ciudad, quería irme y Ani se copó con la idea. Nos agarró la pandemia viviendo allá en CABA, y el segundo año dijimos "otra pandemia acá no nos agarra". La idea era irnos a La Plata, pero encontramos por suerte un lugar en Villa Elisa en el que estamos muy cómodas.

A: En 2016 tuvimos por primera vez una fecha en La Plata y ahí empezamos a flashear. Nos hicimos amigas de Joyaz, que es una artista local, y se dio de venir a verla o de hacer algún plancito para ir a pasear a algún lugar y esas cosas, conocer gente nueva, lugares nuevos, cotidianeidad. Por ahí no veíamos ningún plan que nos interese allá y nos veníamos para acá. 

M: Además venir en el auto en la autopista para acá era algo para mi era lo más, era como irse de vacaciones al menos por un rato y eso nos re enganchó. Toda la movida cultural que hay en La Plata nos re convoca. Hay muchos DJ, artistas, músques, lugares, fuimos cayendo de a poco en las redes platenses ja.

Tanto que lo plasmaron en una canción...

M y A: Si, si. Tal cual... (risas).

La pandemia y la cuarentena de 2020 las encontró en plena producción de este disco ¿Cómo fue ese proceso de composición de "Crisis de amor" en ese contexto? 

A: Algunos temas ya los teníamos listos, por ejemplo "Aquí y ahora" apenas empezó la pandemia ya estaba listo para salir. En ese momento nosotras pensábamos que estábamos cerquita de terminar el disco y cuando se cerró todo supimos que íbamos a tardar un poco más, que íbamos a tener un tiempo libre deliberado. Entonces ahí empezamos a abrir de vuelta los temas y pensar en cambios, arreglos nuevos, probar otras cosas. Y en ese proceso algunos temas dejaron de tener el lugar que tenían. Fue un momento de jugar mucho adentro de la casa, de las fiestitas por zoom bailando en el living de la casa, jugando con los instrumentos todo el día. Tuvimos mucho tiempo de jugar entre nosotras y ahí surgieron varios temas nuevos. Entre la energía que había propuesto esos primeros meses de encierro, le había dado como una especie de giro. Después nos pusimos un poquito más finas, había algunos temas que ya estaban listos y empezamos una etapa más de regrabación de cosas de una forma más prolija, de tener todo bien preparado muy minuciosamente para el momento en que después entremos al estudio, para el momento de grabación, la mezcla y etc. Estuvo buenisimo dedicar todo ese momento para hacer esa escucha. Fue un momento en el que también pensamos que capaz era buena idea producirlo con otra persona el disco; y como quedamos medio aislados pensamos que capaz era buena idea hacerlo nosotras... cosas que en el momento decíamos "bueno después lo vemos con alguien", terminamos preguntandonos ¿Cómo lo resolvemos 

M: Terminamos produciéndolo nosotras. Estuvo bueno, fue un desafío. Había temas que ya estaban hechos y cerrados; otros que estaban recontra abiertos y le faltaban mil cosas y otros que no estaban hechos. El disco atraviesa todas esas instancias y forma parte de un mismo recorrido. Es loco porque fueron momentos diferentes de nosotras, pero que forman parte de un todo en el disco. 

Se podría decir que ese impass que fue la cuarentena y la pandemia lo pudieron plasmar en energía creativa 

M: Si, a full. Fue un momento de reflexión, de autoconocimiento para todo el mundo. Nosotras siempre pensamos, hay que vivir lo que toca vivir. A nosotras nos tocó eso, tuvimos suerte también porque claramente hubo gente que la sufrió mucho.

A: Mucha gente la pasó muy mal, la pandemia dejó expuesta a un montón de sectores. En ese sentido fuimos muy privilegiadas en ese sentido, estabamos juntas, teníamos instrumentos, no pasamos necesidades básicas. Nos atravesó un poco la angustia de saber que mucha gente la pasaba mal también en ese mismo momento. Todos la estaban pasando muy mal de diversas formas y bueno. 

M: La idea de la Crisis de amor viene un poco de todo eso. El amor en crisis en muchos aspectos, no solo en lo que es la relación amorosa sino en relación con el mundo, con otros seres vivos, de la empatía. 

Crisis de amor como concepto surge en un contexto de cambio cultural motorizado por los feminismos, que además de promover conquistas sociales orientadas a la conquista de derechos y recortar las desigualdades patriarcales, motorizó también cambios en la forma de vincularse, desde lo sexoafectivo hasta las formas de la amistad. Eso aparece por momentos muy nítidamente en el disco 



M: Estamos en un momento de transición de muchos paradigmas, el del amor es a nivel también de relaciones afectivas es donde estamos deconstruyendonos y aprendiendo las nuevas formas. Obviamente no es nada fácil la práctica, una habla mucho en la teoría, pero del dicho al hecho siempre es complicado. 

A: La construcción de los pensamientos siempre permite que se abran otras puertas, viene algo más. Cuando vas teniendo más derechos vas avanzando sobre ciertos territorios también y eso te hace poder ver el territorio que viene. Está buenisimo esto que está pasando de rever cómo nos relacionamos, ahora lo estamos poniendo más en práctica y veo que, al menos en los círculos que nos movemos, hay más dudas, más críticas. Se están poniendo en la mesa las cosas que sentimos que es distinto a lo que se sentía antes. Si la vulnerabilidad era algo medio tabú, eso se está abriendo y eso da la chance de crecer, de mejorar, de cambiar, de probar, etcetera. Hablando las cosas vamos a poder ir para algún lado.

En ese marco el arte tiene la posibilidad de ser la voz de un colectivo 



A: Nosotras cuando hacíamos el disco nuestra sensación es que era medio lo que estábamos preguntándonos un montón de personas en ese momento. Todes veíamos que había prácticas que ya no van, que están como muy viejas y que hay muchas dudas muy palpables y bien cerca y eso se vive como algo colectivo. 

M: También ir aprendiendo como ir manejando esas nuevas formas también. No es que nos baja la teoría y de repete ya sabemos todo. Es la práctica también. Lo bueno es darse cuenta en ese choque y en ese darse cuenta de que chocaste porque no te gusta algo. Entonces encontrarle la vuelta para sacarte lo que tenés encima para aprenderlo de nuevo.

En ese período de composición ¿Qué música estuvieron escuchando? 

A: Le estuvimos dando un montón a Róisín Murphy, sobre todo en lo que tiene que ver con las bases, los sonidos, lo escuchamos con mucho detalle. También un disco de baladas de Gipsy Kings lo escuchamos todos los días durante dos meses. 

M: Mucha balada, mucho instruemental también, bossanova, jazz. 

A: Somos muy fans de nuestras amigas también, de Joyaz, Violeta Castillo, Lupe, Antonia Navarro. Hacemos mucho lo de ponernos a investigar música porque nos toca, todo el tiempo descubrimos cosas nuevas que no teníamos.

¿Qué es el amor hoy para ustedes?

M: Hay mucho de compartir, de alegría, respetar al otro. Hay algo de comunidad también.

A: A mi me parece que hoy no tenemos idea de qué quiere decir. Es una palabra que todo el tiempo decimos pero que no tenemos mucha idea de que se trata, si supieramos de qué se trata no estaríamos en el problema en el que estamos hoy. Siento que no hay amor en muchos lugares. No sabemos qué es el amor, pero pensamos que estamos en una crisis de amor. Estamos más llenas de preguntas que respuestas hoy. 

M: Bueno, pero ponele, la práctica que hoy le damos al amor es el de amigas, amigues, todo eso es amor, es compartir, alegría. los humanes tenemos un amor que es selectivo. Yo creo que debería ser desinterés también el amor, el amor desinteresado creo que es el que debería ser. Un amor universal. 

A: Yo siempre lo pienso a nivel naturaleza, algo como la empatía, los ejemplos que se ven en las vidas. La potencialidad de las semillas

M: Claro, los animales por ejemplo no están educados ni civilizados, entonces el amor de de una madre por sus cachorritos es algo muy puro e incondicional.

A: El humano es más de que le da amor a su mascota y después se come otro animal... Amor al asado y amor a la mascota, es un poco raro (risas).

¿Cómo viven el feminismo ustedes? ¿Sienten que lo que hacen desde el arte es una suerte de militancia de alguna manera?

A: Yo creo que a nivel muy básico si sentís que te incomoda alguna desgualdad de la sociedad en la vivís hoy un poco feminista sos. Después hilando un poco más fino podés decir, soy feminista y anticolonialista y demas. Pero está bueno ver que cuando nos alineamos en contra de injusticias y desigualdades de poder y vamos recontra para adelante. En ese sentido si, somos recontra feminista, también nos interesamos en las causas y tratamos de estar donde podemos estar. No somos mega activas políticamente, pero si no somos ajenas a lo que pasa en la sociedad ni pensamos que está todo bien. 



Estamos en un momento un poco raro todavía, de transición de la pandemia a la pospandemia ¿Cómo vivieron este momento desde el lugar que tienen ustedes en las fiestas, en ese ambiente?

M: Hoy está todo mucho más abierto y el barbijo se usa poco, por suerte casi todes estamos vacunades y el riesgo al contagio como era en el 2020 ya no está. 

A: Las vacunas ayudaron mucho, eso lo estamos viendo las internaciones bajaron, las muertes bajaron. Se ve como que estamos en esa zona media pospandemia, y en los ambientes está mucho más relajado. Las primeras fechas después de la primera ola si era todo muy raro, parecíamos todes heladeras. Veníamos todes de estar encerrades mucho tiempo en nuestras casas, no sabíamos qué hacer, cómo saludar jaja.

M: El alcohol para limpiar todo, los micrófonos, el escenario, todo todo. Pasó mucho las primeras veces que tocamos, las personas estaban todas separadas en un lugar abierto. Entraba poca gente, no se podían mover. Por suerte fue cambiando, 

A: Nosotras tuvimos que ir viendo también qué ganas teníamos de tocar en ese contexto. En un momento durante un pico de contagios, sabiendo que había mucho peligro de contagiarse, la verdad que no nos divertía estar en lugares con mucha gente. No la terminas de pasar bien. Si la propuesta es dar un show y relajarse para pasarla bien, pero eso se dificulta; bueno entonces esperamos unos meses a que todo se calme. Cuando estuvo muy heavy la situación llegamos a rechazar o posponer fechas. 

¿Cómo siguen las giras? ¿Irán a presentar el disco a otros paises? 

A: La verdad que desde que empezó la pandemia aprendimos que no se pueden planificar cosas a mediano o largo plazo. Está el mundo re raro, ahora con la guerra en Ucrania también hubo cosas que se complicaron, después apareció la viruela del mono. En la prepandemia vos podías pensar en irte de gira a México o Europa el verano que viene; y las planificabas a 6 meses. Hoy planificar algo a 6 meses suena ridiculo. 

M: Si, mucha gente nos pregunta cuándo vamos a ir a México o España, que son dos lugares que nos re convocan y hay gente que quiere que vayamos y demás, hoy lo que tenemos es mucho más local.

A: También capaz influye que estamos contentas acá en Villa Elisa y no tenemos mucha intención de mover.

M: Bueno, pero a Quilmes nunca fuimos a tocar y vamos a ir; al oeste de GBA tampoco y vamos a ir a Haedo; y después tenemos fechas en Córdoba capital también, y algunas más en lugares donde hemos estado; y otros que no, pero están por planificarse.