¿Qué es la música? ¿La hace el que la escribe o el que la ejecuta?¿La hacen ambos? ¿Arte lírico, transgresor talvez? ¿Nace forzado o natural? ¿Improvisado? ¿Fluye y sigue su curso o muere? ¿Es inmortal? Todas estas preguntas se pueden sintetizar en una obra denominada WHO'S NEXT de la banda británica The Who.
Esta pieza de arte fue publicada un 14 de agosto de 1971 en Olympic Studios de Londres.

El disco fue proyectado en un primer momento como una ópera rock, la cual se denominaba LIFEHOUSE, en la que Pete Townshend se dió a conocer como un verdadero constructor del sonido y de una capacidad imaginativa de gran magnitud. La idea tenía que ver con grabar en vivo composiciones que luego serían utilizadas como banda sonora para un proyecto cinematográfico, donde la historia transcurría en una sociedad controlada culturalmente, y donde el rock no existía, hasta la aparición de un Gurú que traería la esencia y raíces mismas del género.

Con Kit Lambert a la cabeza como productor, la banda comenzó a grabar en Récord Plant, hasta que los problemas no tardaron en llegar y Townshend se declaró en estado de frustración y depresión. La banda necesitaba remontar, salir adelante y grabar un disco. Glyn Johns toma el mando y entran a grabar en Olympic.

En relación a la portada, desde un primer momento fue considerada como una de las mejores de la banda y de todos los tiempos. La foto fue tomada por Ethan Russell ( también responsable de portadas de álbumes de bandas como The Rolling Stones y The Beatles)en Easington Colliery, Sheffield. La historia detrás de la foto relata un monolito aparentemente orinado por quienes se ven en la imagen ( Roger Daltrey, Pete Townshend, John Entwistle y Keith Moon) dentro de un basural. La perlita de esta puesta en escena cuenta que en realidad, los músicos no orinaron sobre el bloque de piedra, sino que derramaron agua sobre él. También la portada juega en cierta forma con una especie de antología con el film 2001: Odisea en el espacio.