Una aproximación al mundo Mermel.

 

Cuándo empieza Mermel?

 Mermel se gesta con el primer disco, no había una banda armada, solo canciones compartidas en zapadas con amigos, y fue un poco el capricho de plasmar esas músicas que me venían dando vueltas hace algunos años. Se armó el equipo, nos metimos al estudio en 2009, y en 2010 aparece ese Primer manifiesto de canciones. Eso forzó un poco a poner un nombre y armar una banda para tocarlo, que en sus principios nunca fue muy estable por cuestiones de distancia y recursos, pero nos la rebuscábamos para hacerlo sonar y defenderlo de la manera que sea. Todo demasiado a pulmón. En medio de ese proceso me mudo de Buenos Aires a La Plata, asique ya mas establecidos acá y luego de algunos parates se reformuló la banda, hasta que en 2015 encaramos la culminación de un segundo disco que venia medio abandonado ya con la formación actual.

 Que recuerdos tienen de su primer disco?

 Hermosos, fue un experimento bien intenso en todo sentido, jornadas larguísimas de grabación y o mezcla, muchas hierbas, muchos viajes al estudio en Ciudad Evita e incluso dormir ahí, pero sobretodo mucha hermandad y aprendizaje, haberlo hecho a la par de un productor con la experiencia de Mariano Esain y tantos otros músicos tremendos que admirás, y encima muchos son tus amigos, fue un sueño que se iba cumpliendo poco a poco a lo largo de varios meses del proceso. Y con un montón de esfuerzo se logró materializar en una tirada de cds que en su momento pudimos hacer rodar, y en algunas presentaciones en vivo que para nosotros fueron muy lindas y especiales. Hoy son todos recuerdos muy lindos de una juventud lejana.

  Si le tendrían q contar a alguien q no conocen como suenan, que dirían?

 Por ahí el sonido en el que nos encontramos hoy es un poco mas orgánico, sobre todo en comparación con los dos primeros discos, hay una banda mas establecida y darle continuidad a un ensamble hace que nos sintiéramos mas cómodos con lo que esta a disposición, sin necesidad de tanto aditivo de otros instrumentos o muchas capas extras a la hora de plasmarlo en la grabación. Hoy suena mas a banda de rock, psicodélica por momentos, mas pop, folk o cancionera en otros, pero manteniendo cierto concepto o esencia tímbrica que engloba todo nuestro universo.

 Cómo es la dinámica de composición?

 En cada canción por ahí se ha ido dando de una manera diferente, no hay una fórmula que se repita siempre. De mi parte algunas veces soy de armar la letra a la par de la música, como que se me hace imprescindible darle musicalidad a las palabras. Una vez que hay un boceto mas o menos definido se comparte con la banda y cada músico comienza a hacer su aporte instrumental o de ideas y a darle su impronta también. Lo que siempre nos permitimos es que llegado el momento de entrar al estudio a registrar algo todo pueda cambiar, un poco, o drásticamente, pero siempre dejamos abierto a que suceda lo que tenga que suceder en el proceso de grabación, no nos atamos a las ideas que teníamos antes o a lo que veníamos tocando en la sala. Nos gusta mucho jugar en el estudio y experimentar distintas formas.

  Cómo los trata la pandemia?

 En un principio era todo novedad. Quizás todos de una manera u otra en el aislamiento encontramos un espacio perdido hace rato que era el del silencio, y eso nos hizo bien, pero un rato. Luego nos damos cuenta que necesitamos un montón de cosas que pasan en el movimiento, así como un montón de afectos, y nos encontramos trabajando día a día en como convivir con cierta incertidumbre y tratando de resolver todo con paciencia, no hay otra. Pero se viene haciendo largo y no deja de ser rarísima la situación.

 Qué es lo primero que quieren hacer cuando pase éste momento tan difícil?

 Compartir mucho, con familia, amigos. Ponernos al día cara a cara y abrazarnos. Y claro que enchufar los instrumentos, sacar el oxido y ver que pasa, jaja. 

 Que es tocar en vivo para vos?

 Es un momento en el que liberás un montón de sensaciones, y a la vez desnudás tus sentires y tu estado emocional está a flor de piel. Siempre trato de conectar con algo muy interior o encontrar un cierto estado de conciencia, y cuando eso no sucede siento que tampoco sucede nada fuera de mi con esa música, es decir, sino conectás con vos mismo a la hora de tocar y/o cantar es difícil conectar con tus compañeros primero, y a su vez que quien te está escuchando entre en ese viaje musical. Al menos así lo veo y lo vivo yo, creo que todo comienza con algo muy dentro de cada uno para luego expandirse en y hacia otros.

 Cuáles son tus influencias?

 Me influencia toda la música que me emociona, que me mueve alguna fibra íntima, la que genera algún tipo de ruptura, como también me influencian los amigos que admiro. El folclore de raíz de todos los países me parece casi siempre muy genuino y por ende me produce muchas veces esas emociones.

Me marcaron muchas bandas de los 60 y los 70, lo nacional de esas épocas me encanta. También hay un montón de bandas nuevas que renovaron el sonido y las formas de producir que últimamente también me han llevado para cierto rumbo.  Hoy en día es tanta la información y está tan al alcance que quizás nos influenciamos con un montón de cosas sin darnos cuenta.

 Contanos cuales son los proyectos futuros de Mermel.

 Hacer música nueva, y en lo posible seguir generando material y contenidos. Por ahí alguna sesión en vivo. Lo que sea que nos llene y nos haga bien.

Pero también al todo tener un futuro tan incierto en varios sentidos proyectar hoy es bastante difícil, juntarnos seria el primer paso, pero si esta situación lo sigue impidiendo trataremos de seguir creando y manteniendo la llama viva a distancia.