La cantante y compositora FRANCISCA VALENZUELA realizó una convocatoria pública vía sus redes sociales que recibió más de 1.600 videos como respuesta. El resultado es una emocionante pieza audiovisual llena de vitalidad y conexión humana con un mensaje de fuerza y vulnerabilidad, tan necesario en estos tiempos.

 

La Fortaleza”, canción que da título al más reciente álbum de la artista, se refiere a la fortaleza que existe en cada uno de nosotros individualmente y la que tenemos colectivamente, juntos.

Habla de la fortaleza en su dimensión de lucha, de resistencia y en la capacidad de salir adelante frente a la adversidad, como también de la fortaleza que hay en la vulnerabilidad, la contención y la conexión humana.

 

Este nuevo video colaborativo busca reflejar esto mismo. Vía sus redes sociales, Francisca invitó a todos a enviar imágenes de sus mundos, sus historias, algo que describió como: “Una invitación a valorar, celebrar, mostrar, visibilizar cada historia, voz y viaje de cada unx de nosotrxs. Un viaje que tiene altos, bajos; que es solx y compartidx. Que está lleno de misterio, emoción, dolor, alegría, posibilidad y VIDA.

 

La respuesta fueron más de 1600 videos que mostraban cómo cada una de estas personas vivía la cuarentena solx o con sus seres queridxs, y también a través de recuerdos de un tiempo que ya nos parece lejano. Sobre el trabajo de edición, Francisca comenta: “Junto a Cami Grandi, directora y montajista del video, tratamos de incluir la mayor cantidad de vídeos y personas posible. Obviamente en 4 minutos no nos cupieron los 1600 videos. Sin embargo, logramos incorporar un alto porcentaje de ellos en este hermosísimo montaje con momentos MUY EMOCIONANTES. Fue tan bueno el material que recibimos, que decidimos crear algunas piezas especiales y temáticas asociadas con los videos restantes.”

 

 

En palabras de Francisca: “Este video superó todas mis expectativas. Me emociono y lloro cada vez que lo veo, realmente. Me llena de fuerza, me hace creer en la humanidad, en la conexión humana y en la fortaleza que existe en cada uno de nosotrxs y cada una de nuestras historias. Unx es capaz de tanto, y juntxs somos capaces de mucho más.

 

Logramos armar un video emocionante y sencillo. Es real, es humano. Despierta y da esperanza desde lo más verdadero y cotidiano. Yo siento que es justo lo que necesitamos en estos momentos y siempre, en realidad. Una inyección de fuerza y vida. celebrar la fortaleza en todas sus formas: lucha, resistencia, contención, vulnerabilidad, conexión, crecimiento y aventura. Invitar a sentir, conectar y vivir la fortaleza, aunque estemos, como hoy, en una situación desoladora, difícil y desafiante. Celebrar y mostrar la historia y voz de cada una de nosotros. Y esa historia que como dijimos en la convocatoria es un viaje que tiene altos, bajos; que es solx y compartidx. Que está lleno de misterio, emoción, dolor, alegría, posibilidad y VIDA.”