Por: Ariel Ebra.

Cuarentena?
A mi me gustan los discos que tienen varias ideas detrás, un concepto que los une.

Aquí en “Cuadros dentro de cuadros" la idea de Catupecu es romper todo lo que era la banda y
reformular todo su sonido. “Quiebro razón justo a tiempo “ dicen ya desde el vamos. El viaje
comienza. Las guitarras dejan de ser heroicas, las máquinas hacen presencia. “Hoy ser el telón,
mañana escenografía, actor de reparto, protagonista: armar las valijas, amar la noche,
enamorarse un día “ dicen en sonando donde ya hay baterías electrónicas y sintetizadores por
doquier .

Catupecu siempre acostumbró a versionar temas de otras bandas, en éste caso se apropian de
“Hechizo" de Héroes del silencio.
Luego viene el tema que titula al disco “Cuadros dentro de cuadros" , donde la banda baja los
decibeles pero nunca la intensidad.

Y unos de los puntos más altos que devela todo tal vez sea “Grandes esperanzas" donde aflora
todo el riesgo y el corazón del disco “Voy al doble con mi apuesta, más te quiero si te arriesgas,
lejos te vi y me cuenta que disfruto la tormenta”.

Y suceden los temas entre máquinas pero con corazón. Apuestas experimentales como
“Batalla" donde se vuelven casi industriales en cuanto a s propuesta sonora y piden “Resetear
todo, reiniciar el ciclo", con un nuevo pulso que si bien fue una gran trompada para el público
de Catupecu que venía de hits radiales, también dejó temas indelebles y un cierre emotivo
“Disfrutar es lo que siempre buscamos y ahora que aquí nos encontramos, soltemos las
riendas y niños seamos".


Categorías: Notas