Por Ariel Ebra

"Filosofía" es el fin de muchas cosas en el universo García.

Y el principio de mil más.

El concepto de canción se va transformando en otra cosa en los próximos discos. Charly no volverá a grabar un disco cancionero tradicional luego de éste. Y ya empieza a asomar el concepto constante, aunque timidamente, como en la coda final del tema que da título a la obra. "Quise quedarme cuando morí de pena, quise quedarme pero me fui" y Charly desnuda su corazón y alma.

Canción de amor pero también de darse cuenta cuando las cosas ya no dan para más. El amor es construcción y requiere esfuerzo pero todo se dinamita cuando las dos partes no ponen lo mismo. El tiempo vuela y nada lo detiene (Reloj de plastilina), el amor que huye no da redención alguna pero si fuerza (me siento mucho más fuerte sin tu amor) y los excesos se ponen peligrosos (no te mueras en mi casa).

En "Curitas" se corren todos los velos y la fragilidad es enorme "todo el mundo tiene penas pero yo ya extraño hasta tus penas" y duele todo. Pero con curitas tal vez se pueda seguir adelante.

Clásico de siempre, no sólo por la música sino por esas letras que van al hueso de los sentimientos, pero con vitalidad.

Amor? Si. Sufrir? No.