Por Ariel Ebra.
Fotos de Romina Sautel.

Diego Ocampo y su banda tocó el sábado pasado en Casa Pulsar

Una noche de sábado en las diagonales, un cielo amenazante, promesa de canciones y todo listo en Casa Pulsar para el show de Diego Ocampo.
Todavía atravesando una pandemia feroz, los shows ahora más que nunca siguen siendo momentos únicos e irrepetibles, una manera de celebrar la vida, de reencuentro, rock siempre.

Con la entrada, se entregaba un texto donde se presentaba la banda y una mirada de mundo, palabras como guiños a una experiencia no solo musical, sino que también invitaba a otros sentidos, a una comunicación de sonidos y letras que se entrelazarían en cada canción.

Y todo comenzó con "La sangre de mis sueños". La banda que acompañó a Diego sonó precisa pero a la vez suelta para lo que requería cada canción, un verdadero equipo con dos guitarristas eléctricas, una acústica, más bajo, batería y dos coristas.

Diego celebró la vuelta a los recitales, prometió nuevas fechas y agradeció la presencia de un numeroso público y también la participación de Nico de los Che Payaso en una canción.

Sonaron canciones del disco "Perfectamente humanos" y adelantos de lo que vendrá.
El cierre fue a todo agite con "Cárceles y hoteles"

La banda:

Diego Ocampo voz
Gallo guitarra
Toro Brítez guitarra
Mauro Barreka bajo
Juan Cid acústica
Leo Dettano bateria
Gabi Ocampo coros
Laura Zangroniz coros

Los temas:

La sangre de mis sueños
Hoja en blando
Mientras mengua
¿Te viste en mis ojos hoy?
Si me ves
Foco
Refugio
Calma
Algo de mí
Un buen lugar para vivir
Destino de sol
Cárceles y hoteles















































Categorías: Notas Fotos