Fotos de Romina Sautel.


El sábado 26 de marzo en el teatro Metro hubo una ceremonia de rock y blues. De encuentro y reencuentro: tocaron los Perros de presa y la Misissippi.
Los Perros hicieron un despliegue de rocanrol que nada tiene que envidiarle a sus influencias indelebles: Pappo y todas sus bandas, ese rock que "mejor si va derecho".



Los perros son tres y repasaron su discografía de manera impecable, con lugar para esos solos que son fuego a cargo de su violero, Martín Montero.
Marcos Ricco es el cantante y bajista, no dejó de agradecer la posibilidad de tocar con la Misissippi y a todo el público presente.



Luego vino La Mississippi. Y no fue un reci más.  La banda no tocaba frente a público desde el comienzo de la pandemia a excepción de un recital en la modalidad "auto show ", entonces el cantante de la banda, Ricardo Tapia se mostró emocionado toda la noche por esta vuelta al vivo.



La banda desplegó toda su magia y hits: "Un trago para ver mejor ", "Café Madrid", "San Cayetano" y exquisitas versiones de "Blues de Santa Fe " y "Post Cruxifición". Hubo un día y vuelta entre la banda y el público, una suerte de diálogo dónde la banda proponía canciones y la gente no dejó nunca de bailar y cantar las canciones que, se las sabía de memoria.



Fue una noche de horas de música en un teatro que no hace mucho abrió sus puertas para que toquen bandad en vivo y la verdad que tiene una acústica privilegiada. Es tal vez uno de los mejores lugares para asistir a un recital.
La Mississippi no aflojó nunca ni la intensidad ni la entrega. El cierto a todo vapor: una andanada de canciones que abrazan al blues y al rock por partes iguales pero con el sello de una banda consagrada y vigente.
























Categorías: Crónicas Notas Fotos