Fotos de Romina Sautel.

Con el primer mes del año casi llegando a su fin y una copiosa lluvia que cubría las calles, el pasado sábado 30 de Enero la ciudad de las diagonales fue testigo, una vez más, de un gran evento cultural.



En este caso fue el turno de Cielo Razzo, banda oriunda de Rosario, que comenzó con sus primeras experiencias musicales bajo este nombre en el año 1993 y, hasta el día de hoy, lleva una larga trayectoria con 6 discos grabados en estudio y 2 en vivo.



La formación, con Pablo Pino a la cabeza en voz, hizo su presentación en el Teatro Opera de La Plata, un show sujeto a estrictos protocolos sanitarios. De esta forma, el teatro dispuso de mesas y sillas en la parte inferior y se habilitó la bandeja superior para el reducido público que dijo presente y no se quiso perder el espectáculo pese al mal clima.



Con los primeros acordes de “La furia", seguido por “Perros", “El Huracán”, “Cableluz" y “La Cruz", comenzó un gran recital que colmó de rock cada rincón del Ópera.



Las y los fieles seguidoras y seguidores de la banda rosarina se acercaron desde distintos puntos del conurbano y la ciudad para hacerle el aguante y disfrutar de una noche repleta de música y agite, donde a pesar del distanciamiento social, el cariño que transmitió el público vibró al compás de cada melodía y resonó en cada letra, en cada frase, como esas que se llevan tatuadas en la piel.



La noche siguió con “Cualquier Luz" y “El Punto", temas compuestos y lanzados en el año 2020 bajo el contexto de pandemia. Luego con “Morella", Cielo Razzo logró una excelente versión del tema de Los Piojos que desató la euforia de los presentes.



Con un intervalo en el medio y más de 20 temas, “Luna” y “Perseguido" fueron la señal que marcó el fin de un poderoso show de casi 2 horas llenas de rock, donde Cielo Razzo demostró por qué sigue vigente luego de casi 30 años sobre los escenarios.











Categorías: Notas Fotos Crónica