Capturas de Romi Sautel.

Una lista sorprendente en un año distinto, pandémico, difícil.
La Renga ofreció un show de 20 temas desde su estudio, via Streaming claro, y dejó con la boca abierta a más de uno.
Abrir un show con "Anaximandro" ? No tocar ningún tema de "Despedazado por mil partes"? No cerrar el show con "Hablando de la libertad"?. Si. La Renga sigue ejerciendo la libertad de tocar cuando y como quiere siempre.
El estudio donde tocaron estuvo ambientado como si tocaran desde un planeta lejano. Algo del arte del disco "Algún rayo" había.


Hubo si espacio como esos temas que tienen décadas y son inoxidables como "El mambo de la botella" y "El juicio del ganso". También hubo espacio para los temas que están presentando via redes éste año.
Justamente el show se llamó "Inventa un mañana" a sabiendas acaso de vivimos tiempos de miedo e incertidumbre y la única forma de salir de esto será inventar una nueva realidad, una nueva forma.
La Renga sumó algun ocasional teclado y los tradicionales vientos de Manuel Varela. Pero la usina de poder y rock and roll son siempre ellos y nadie más. Temas como "Oscuro diamante" siempre cargan una épica que pone la piel de gallina y agita hasta una pantalla, ante la falta de un pogo sanador.


La Renga no fue a lo seguro. Por primera vez en mucho tiempo no cerró su presentación con "Hablando de la libertad" sino con "Inventa un mañana". Y dejó con ganas de más.  Mucha abstinencia renga para un recital impecable pero de 20 temas y menos de 2 horas de duración.  Fue un banquete virtual y contundente.  Pero todos rezamos para la vuelta a los estadios. Todas las vidas, las mismas calles, como siempre.


Categorías: Cronicas Notas Fotos