(Zamba)

Cuando vuelva al rancho
De nochecita
Desde la tranquera yo siento
Tu vidalita.

Mi chango travieso
Me sale a esperar.
Y entre mate y mate comienzo
A desensillar.

Buena leña seca
Arde en el fogón.
Yo también enciendo los sueños
De mi corazón.

Trajinando sendas
Me gustaba andar.
Yo sé de lo lindo y lo fiero
De la soledad.

Matrereando siempre
Ay, no puede ser.
Es mejor destino ser, árbol
Para florecer.


Categorias: Letras Atahualpa Yupanqui