Suena el timbre otra vez.

¿Quién será esta vez?

Voy a la puerta y desahuciado

su fantasma vuelvo a ver.

No quiero verla otra vez.

El tiempo viaja como un pez.

Se huele la presencia

de la ausencia de tu amor.

No me ruegues el perdón

ya perdiste la ocasión.

Y sí es otra cosa lo que te pasa

yo ya me mude de casa.

Supe... déjala correr.

¡El tiempo viaja como un pez!

en la inmensidad,

en la inmensidad del mar...

Construiré una casa en el mar...

dónde los peces viajen sin cesar,

dónde el sol pegue sin quemar

y dónde el tiempo vuele sin ahogar...


Categorias: Letras
Estelares