He vivido ya mil cielos y un infierno, un infierno equivalente a esos mil.
Cielos tan azules e invisibles y el eco de unos pasos que aun persiste.

Fríos y calores de un desierto, hambre de un país del tercer mundo, perder
Noción si afuera hay sol o si es de noche, pero esa venda esta en mis ojos
Otra vez.

Oid mortales el grito sagrado griten, gritenlo fuerte porque acá solo oigo quejidos
Silencio y el eco de esos pasos hoy me duelen más. un día abrí los ojos y vi el sol,
Sentí algo que nunca imagine, sentí como es nacer y llore, mas que aquel día..

Hoy mi cuerpo no siente frío pero mi alma es mucho mas perceptiva y repudia a que capaz de congelar hasta el calor de treinta mil mamás.

Hoy mi cuerpo no tiene hambre, dolor ni miedo pero si memoria y sensibilidad, una voz para gritar por siempre y bien fuerte nunca más.

Oid mortales el grito sagrado griten, gritenlo fuerte porque acá solo oigo quejidos
Silencio y el eco de esos pasos hoy me duelen más. un día abrí los ojos y vi el sol,
Sentí algo q nunca imagine, sentí como es nacer y llore.

Un día abrí los ojos y vi el sol,
Sentí algo q nunca imagine, sentí como es nacer , sentí como es nacer .


Categorias: Letras
Salta La Banca