Aquí tienes mi amor un regalo del sol

y también mi condena,

todo mi corazón, esta dulce emoción

que todo lo envenena.

Nervioso de esta manera

quizá pierda algunas luces,

luces para llegar a vos

cuando no tengo la manera.

Y yo siempre dije que no,

y vos siempre decías: ¿Por qué mi amor?

Si tú no puedes llegar hasta mí

permite que te bese así.

Tú que tienes piedad sabes de esta ansiedad

que todo lo envenena.

Ya sé que es irreal esto de que no hay tiempo

pero es lo que siento.

Y yo siempre dije que no,

y vos siempre decías: ¿Por qué mi amor?

Si tú no puedes llegar hasta mí

permite que te bese así.

Más el día en que te marchaste

supe lo que eras para mí.

Todavía me pregunto

por el último beso que te di.

Y pensar que estoy herido y es mi culpa...

mordido

y es mi culpa...

¡Herido!


Categorias: Letras
Estelares