En hojas muy viejas
me leo el futuro,
al medio el cerebro
se parte por el sol.
El negro es muy blanco
en mi ciego destino,
vomito mil frases
y ni una canción.
Me aferraré a la muerte
sólo si es el mejor pasaje.
Es la cita a ciegas
que no hay que esperar.
Quiero morir de cara al sol.
Quiero salir...
Las ratas que estafan
y zafan son muchas.
Y son las que bendicen sus miserias al final.
Soguean paraísos
en los últimos metros
y piensan que rogando
las condecorarán.
El tipo que ignora
muere y vive contento,
no sabe que hay cosas
que se pueden cambiar.
Será buen ciudadano para el dictador
(el que asesina y lo niega)
y después pedirá que vuelvan
a dictar , sólo por seguridad.


Categorias: Letras Callejeros